[Declaración] El decreto inmoral del Departamento de Estado de EE.UU. sobre la dirección del PKK debe ser revocado

Fuente: KCK

Fecha de publicación original: 21 de abril de 2021

El 20 de abril de 2021, el Departamento de Estado de EE.UU. renovó una decisión que había tomado anteriormente en relación con tres revolucionarios kurdos, todos ellos cuadros dirigentes del Movimiento por la Libertad del Kurdistán. Esta decisión se basa en acusaciones falsas e inventadas y fomenta el espionaje y la traición entre nuestro pueblo y perjudica a los miembros de nuestra dirección.

Queremos subrayar que esta decisión y las acusaciones relacionadas con ella son contrarias a los hechos históricos, políticos y sociales y van en contra de los valores humanos y la moral. Carecen de legitimidad. Esta decisión constituye una aproximación inapropiada a la moral y la conciencia de los kurdos y de los pueblos americanos. Hasta ahora, ni nuestro líder Abdullah Öcalan, ni nuestros tres principales ejecutivos, ni ningún miembro del PKK y del movimiento apoísta han participado nunca en ninguna acción contra el Estado norteamericano o el pueblo de los Estados Unidos. Nunca han pretendido atacar los intereses de EEUU. Por el contrario, siempre han hecho un llamamiento a EEUU para que utilice su influencia y apoye la solución de la cuestión kurda. Nuestros tres principales ejecutivos y la filosofía y la lucha que representan han rescatado al pueblo kurdo, al pueblo de EEUU y a toda la humanidad del mal que representa el Estado Islámico (EI). Por lo tanto, la reciente decisión del Departamento de Estado de EE.UU. está en contradicción con el sentido de la moral y la justicia que el pueblo de EE.UU. posee. Sin nuestro líder Abdullah Öcalan, nuestros tres principales ejecutivos y los miles de mártires del PKK, el EI nunca habría sido derrotado. En ausencia de su filosofía y su lucha, el EI habría sobrevivido como una realidad política de Oriente Medio, y los EE.UU. habrían concedido celebrar negociaciones con él, acogidas por Turquía, como hizo en el caso de los talibanes.

Erdogan y el Estado turco, como gemelos ideológicos y políticos del EI, son los que deben ser juzgados por los crímenes que han cometido contra la humanidad. Decenas de miles de miembros del EI entraron en Siria e Irak a través de las fronteras turcas. Tras ser entrenados y equipados por Turquía, fueron enviados a Europa, África y el Cáucaso para llevar a cabo las mismas masacres que habían cometido en Oriente Medio. Turquía fue cómplice de todos estos crímenes ante el testimonio de Estados Unidos, que observa cómo Turquía ha asumido el patrocinio de todas las fuerzas proxy yihadistas mundiales.

La renovación de la decisión del Departamento de Estado de EE.UU., adoptada hace tres años, es una clara señal de que EE.UU. no tiene una política ni una visión para la solución de la cuestión kurda. También significa ser cómplice del genocidio físico, político y cultural que el gobierno fascista de Erdogan y Bahceli lleva a cabo contra los kurdos. Esta decisión es el resultado de un acuerdo sucio a costa de la sangre de los kurdos y de otros pueblos. Su objetivo es ganar el apoyo del Estado turco fascista y de Erdogan a la política de los Estados Unidos en Oriente Medio. Una solución democrática a la cuestión kurda es la clave para resolver todos los problemas de Oriente Medio. Es obvio que el objetivo de la reciente decisión del Departamento de Estado de los EE.UU. es profundizar el problema kurdo y así continuar la crisis, el caos y las masacres en Oriente Medio.

Hace 22 años, los EE.UU., pisoteando el derecho internacional y todas las normas político-morales, tomaron como rehén a nuestro líder Abdullah Öcalan -con el apoyo de todas sus fuerzas aliadas- y lo entregaron al Estado turco. Durante 22 años, nuestro líder Abdullah Öcalan ha sido sometido a una inhumana anarquía y a un fuerte aislamiento. Esto constituye un importante crimen político y moral y un crimen contra la humanidad. En lugar de instigar tales crímenes contra los líderes políticos de los kurdos, Estados Unidos debería pedir disculpas a los kurdos y a todos los demás pueblos de Oriente Medio por el encarcelamiento y el fuerte aislamiento que ha impuesto a nuestro líder Abdullah Öcalan. Al mantener como rehén y entregar a nuestro líder Abdullah Öcalan al Estado turco, los EE.UU. impidieron la solución de la cuestión kurda y prepararon así el camino para la muerte de miles de personas. La decisión relativa a nuestros tres principales dirigentes constituye la continuación de la vieja política de EEUU. Por lo tanto, los representantes de EEUU tienen que pedir disculpas inmediatamente al pueblo kurdo y a los pueblos de EEUU. Tienen que tomar medidas para corregir esta historia errónea e inmoral garantizando la libertad de nuestro líder Abdullah Öcalan y una solución democrática a la cuestión kurda.

La reciente decisión del Departamento de Estado de EE.UU. no tiene nada que ver con las recompensas a la justicia. Es un acto de soborno para conseguir que la gente cometa espionaje. De este modo, EEUU busca establecer una red de espionaje en la sociedad kurda. Busca convertir a los individuos kurdos en espías de su propio pueblo y así destruir completamente la cultura y la moral de los kurdos. La decisión de EEUU constituye un apoyo directo a las actividades del servicio secreto turco MIT y al IS. Esto se debe a que nuestros tres miembros de la dirección desempeñaron un papel esencial y de liderazgo en la lucha para frustrar los planes del MIT turco y del IS en Oriente Medio.

Queremos aprovechar esta oportunidad para pedir al pueblo estadounidense y a los kurdos que tomen todas las medidas democráticas y civiles necesarias para revocar esta decisión, ya que sólo beneficia al estado fascista turco y al EI. Las acciones democráticas y políticas son necesarias. Es necesario presionar a los EE.UU. para que se abstengan de instigar nuevas masacres contra los kurdos y todos los pueblos de Oriente Medio.

Comité de Relaciones Exteriores de la KCK

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies