Asesinatos por honor: tres mujeres asesinadas impunemente en Siria

Fuente: al-Araby

Autor: William Christou

Fecha original de publicación: Líbano, 10 de septiembre, 2021

Los asesinatos de tres mujeres en el norte de Siria en junio y julio de 2021 han quedado completamente impunes a pesar de que sus asesinos han sido identificados, según revela un nuevo informe.

Los dos actos de feminicidio, en los que fueron asesinadas tres mujeres, fueron cometidos por familiares varones que formaban parte del Ejército Nacional Sirio (ENS), respaldado por Turquía, según detalla un informe del observatorio jurídico Sirios por la Verdad y la Justicia (STJ). Ambos hombres contaban con la protección de sus respectivos grupos armados y no fueron investigados por las autoridades gobernantes de la zona.

El informe señalaba que estos tres asesinatos son “sólo unos pocos de un número mayor de crímenes cometidos contra las mujeres”. Añadía que muchos de estos crímenes “se ocultan bajo el espeso velo de la protección tribal o de las facciones, o de los códigos de honor que rigen en muchas comunidades sirias”.

El primer acto de violencia se produjo en un campo de desplazados de Sarmada, en Idlib. Timaa, una mujer desplazada de 22 años, y su madre fueron asesinadas en su tienda de campaña en un campo de desplazados internos por el primo de Timaa. Una foto de Timaa sin su hijab se filtró a un grupo de Telegram, lo que enfureció a su primo masculino, Raafat.

Su foto se publicó en un grupo de Telegram dedicado en gran medida a “rumores y mensajes incendiarios que en su mayoría incitan a la violencia contra las mujeres y las describen utilizando un lenguaje obsceno”, según el informe del TSJ.

“Cualquier mujer sobre la que se escriba información o se comparta una foto en Internet, especialmente en Telegram, va a sufrir violencia y fuertes palizas, como mínimo… la mayoría de los casos acabarán en asesinato”, dijo Layan, el investigador principal del informe del STJ, a The New Arab. Estos grupos de redes sociales que existen para difamar a las mujeres suponen un gran peligro para quienes son su objetivo, especialmente si proceden de un entorno conservador.

“Basta con publicar una foto y escribir dos líneas para responsabilizarla. En muy pocos casos se buscan pruebas. La mayoría de las veces, la ira es la dueña de la situación. Una vez que la chica es asesinada, la historia se cierra y se cierra”, añadió.

Al ver la foto de su prima, Rafaat viajó desde su puesto militar en Afrin a Idlib, y entró en la tienda de la familia de Timaa, matándola a ella y a su madre.

Luego llamó al padre de Timaa y le dijo que había asesinado a su hija por la foto publicada en las redes sociales en la que no llevaba hiyab. Añadió que había matado a su madre por intentar impedir que matara a Timaa.

Rafaat huyó entonces a Afrin, donde está destinado como combatiente de la Brigada Suleiman Shah, también una facción del SNA. Se alega que la Brigada Suleiman Shah ha cometido “violaciones sistemáticas” contra la población kurda de Afrin, incluido el desplazamiento. Su líder también ha sido acusado de violar a una joven de la zona a punta de pistola, una acusación que aún debe ser investigada por autoridades independientes.

Las autoridades locales de Idlib, la facción extremista de la oposición Hayat Tahrir Al-Sham (HTS), no investigaron la muerte de Timaa y de su madre, permitiendo que las respectivas tribus de su padre y de su primo Rafaat resolvieran el asunto internamente.

La tribu pidió 24.000 dólares a Rafaat por el asesinato de la madre de Timaa, pero no pidió ninguna recompensa por el asesinato de Timaa. El padre de Timaa decidió no presentar cargos contra Rafaat por el asesinato de su hija.

La tercera mujer, Nadiya, fue asesinada por su esposo, Salim, un combatiente de la División Sultán Murad.

La División Sultán Murad es conocida por sus actos de tortura contra combatientes, sobre todo durante la Operación Primavera de la Paz de 2019 en el noreste de Siria, por sus secuestros y matrimonios forzados, por el uso de niños soldados y por los saqueos cometidos contra civiles.

Nadiya, de 19 años, contó a su familia que había sufrido constantes abusos físicos por parte de su marido a lo largo de sus cinco años de matrimonio, por lo que huyó de él en varias ocasiones.

Buscó refugio en casa de sus familiares, que la devolvieron a su marido cada vez.

“Ella venía a mí y me pedía que me divorciara de él. Yo me negaba debido a las tradiciones y costumbres de la región, que ordenaban a las mujeres mostrar paciencia con sus maridos”, dijo uno de los familiares de Nadiya.

El día de su asesinato, Nadiya llamó por vídeo a su familia y rogó que la rescataran de su marido. Su madre señaló que en la llamada vio marcas de “golpes y quemaduras de cigarrillos” en el cuerpo de Nadiya.

Unas horas después de la llamada, Nadiya fue asesinada a tiros. Su marido insistió en que la muerte fue un suicidio, pero dos autopsias mostraron que le dispararon desde una distancia que hacía imposible que fuera una herida de bala autoinfligida.

La muerte de Nadiya no se investigó debido a los “buenos lazos” de su marido con uno de los comandantes de la División Sultán Murad, dijo un combatiente de la facción.

Estos actos de violencia contra las mujeres no son los primeros que se documentan en Siria este año. A principios de julio, los manifestantes de Al Hasakah, en el noreste de Siria, salieron a la calle furiosos tras la muerte de dos niñas a manos de sus familiares en los llamados crímenes de honor. Una de las víctimas llevaba más de un año encadenada después de que su primo la violara. Su padre acabó estrangulándola hasta la muerte.

“Los crímenes de honor y los feminicidios siguen siendo frecuentes en toda Siria, a pesar de la amplia cobertura de los medios de comunicación y de los enormes esfuerzos realizados por las organizaciones de derechos para elevar la voz de las mujeres contra las injusticias a las que están expuestas”, afirma el informe del STJ.

El STJ cambió los nombres de las víctimas por la seguridad de sus familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies