Antecedentes del procedimiento de prohibición contra el HDP

El HDP informa de los antecedentes del procedimiento de prohibición contra el partido y pide a la comunidad internacional que adopte una postura de principios y actúe “contra estas patéticas medidas políticas del gobierno del AKP”.

ANFDeutch – 18 de marzo de 2021 – Traducido por Rojava Azadi Madrid

Los portavoces de política exterior del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), Feleknas Uca y Hişyar Özsoy, han publicado una nota informativa sobre el procedimiento de prohibición contra su partido:

El 17 de marzo de 2021 se leyó en el pleno del parlamento el veredicto final contra el diputado del HDP Ömer Faruk Gergerlioğlu y se revocó su condición de diputado. Unas horas más tarde, se anunció que el fiscal general del Tribunal Supremo había presentado una demanda ante el Tribunal Constitucional para prohibir el HDP en su totalidad. Estos ataques contra el HDP se produjeron poco después de que el presidente Erdoğan anunciara un nuevo Plan de Acción de Derechos Humanos, que se anunciaba como una reforma en el ámbito de la ley y los derechos humanos.

Procedimientos judiciales tras la llamada del líder del MHP

El 2 de marzo de 2021, el fiscal general del Tribunal Supremo abrió una investigación contra el HDP en relación con la acusación de nueve diputados del HDP por las “protestas de Kobanê” en octubre de 2014. Dos semanas después, el fiscal declaró en la acusación que el HDP, a través de las acciones y declaraciones de sus miembros, había intentado “destruir y eliminar la integridad indivisible del Estado turco con su nación”. Es importante señalar que tanto la investigación como la acusación final llegaron a los tribunales superiores de Turquía tras las reiteradas peticiones de Devlet Bahçeli, líder del partido de la coalición gobernante MHP.

Las prohibiciones de los partidos no son inusuales en Turquía

En Turquía, el cierre de partidos políticos, especialmente los pro-kurdos, no es históricamente excepcional. Hasta ahora, el Tribunal Constitucional ha prohibido seis partidos políticos pro-kurdos. El primero, el Partido Popular del Trabajo (HEP), se fundó el 7 de junio de 1990. El HEP se unió al Partido Socialdemócrata (SHP) en las elecciones parlamentarias turcas de 1991 y obtuvo 22 escaños en la Gran Asamblea turca. En julio de 1993, el Tribunal Constitucional prohibió el HEP. Tras su prohibición, en mayo de 1993 se fundó el Partido de la Libertad y la Democracia (ÖZDEP). El ÖZDEP también fue prohibido el 23 de noviembre de 1993. Le sucedió el Partido Democrático de los Trabajadores (DEP). En marzo de 1994, el Parlamento turco levantó la inmunidad de seis diputados del DEP, que posteriormente fueron condenados a 15 años de prisión por cargos de terrorismo. El 16 de junio de 1994, el Tribunal Constitucional prohibió el DEP. Como resultado, el 11 de mayo de 1994 se formó el Partido de la Democracia Popular (HADEP). En las elecciones locales de 1999, el HADEP ganó 37 municipios en toda la región kurda, incluidas siete grandes ciudades kurdas. Sin embargo, en marzo de 2003, el Tribunal Constitucional turco también prohibió el HADEP. El 9 de noviembre de 2005 se fundó el Partido de la Sociedad Democrática (DTP). Sus candidatos se presentaron de forma independiente a las elecciones parlamentarias de 2007 y obtuvieron 22 escaños en el Parlamento turco. En las elecciones locales de 2009, el DTP ganó las alcaldías de más de 100 ciudades y pueblos de la región kurda. El Tribunal Constitucional turco prohibió el partido el 11 de diciembre de 2009.

El HDP como heredero de una historia de acoso y prohibiciones

Como puede verse, el HDP ha heredado un historial de acoso y cierres, y aunque el presidente Erdoğan había afirmado varias veces en el pasado que estaba en contra del cierre de partidos políticos, su AKP ha adoptado las políticas represivas de Turquía contra los kurdos y otras minorías. El HDP ya estaba sometido a una intensa presión política por parte del gobierno. Y ahora estamos ante otro vergonzoso intento de eliminar un partido político.

Historia de la prohibición del HDP

Esta última fase de intensos ataques comenzó con la terminación del proceso de paz kurdo por parte del gobierno turco en 2015 y se intensificó bajo el gobierno de emergencia en 2016, cuando nuestros antiguos copresidentes, el Sr. Selahattin Demirtaş y la Sra. Figen Yüksekdağ, fueron detenidos junto con varios otros diputados. (El caso contra el Sr. Demirtaş fue concluido recientemente por la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La Sala dictaminó a favor de su liberación inmediata, sentencia que el gobierno turco no ha aplicado hasta ahora). El asalto continuó con la detención de más diputados y la retirada del mandato parlamentario a once diputados del HDP. Desde entonces, miles de miembros del HDP han sido detenidos y apenas pasa un día sin que se añadan más personas a la lista. Los funcionarios del gobierno local también han desempeñado su papel en estos ataques. En 2016, casi un centenar de municipios kurdos fueron usurpados y tomados por funcionarios nombrados por el gobierno, y muchos de los alcaldes kurdos fueron detenidos.

Continuación de las políticas coloniales después de las elecciones locales de 2019

El gobierno turco continuó esta política colonial sobre las ciudades y pueblos kurdos después de las elecciones locales del 31 de marzo de 2019. Hasta ahora, en 48 de los 65 municipios dirigidos por el HDP, los alcaldes elegidos han sido sustituidos por administradores asignados. A otros seis alcaldes del HDP se les denegó el certificado electoral tras ganar las elecciones, alegando que habían sido previamente destituidos de sus cargos por decretos de emergencia. Hoy, 14 alcaldes kurdos elegidos en marzo de 2019 y varios alcaldes elegidos en 2014 siguen entre rejas.

El HDP es más que una entidad política formal

El HDP es más que unos cuantos edificios y una entidad política formal. Representamos una historia política diversa y una potente sociología de múltiples luchas por el reconocimiento y la justicia. Les aseguramos que las luchas históricas y las tradiciones políticas sobre las que se fundó el HDP en primera instancia seguirán influyendo profundamente en la política turca y kurda hacia una auténtica transformación democrática del país, aunque el HDP no sobreviva a esta embestida como entidad política.

Llamamiento a la comunidad internacional

La represión del gobierno contra el HDP y otras fuerzas democráticas seguramente se intensificará en los próximos meses, y lo mismo ocurre con nuestra lucha. Por la presente, hacemos un nuevo llamamiento a la comunidad democrática internacional para que adopte una posición de principios, refuerce aún más la solidaridad internacional y actúe contra estas patéticas maniobras políticas del gobierno del AKP para prohibir el HDP y negar la voluntad de millones de personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies