A pesar de la tregua, las autoridades kurdas de Qamishli temen el regreso de las fuerzas afines al gobierno sirio

En virtud de un acuerdo patrocinado por Rusia, las Fuerzas de Defensa Nacional afiliadas al gobierno sirio se retiraron del barrio de Tayy, en Qamishli, que ahora está bajo el control de la Administración Autónoma dirigida por los kurdos.

Miembros de los servicios de seguridad interna kurdos sirios, conocidos como Asayish, y de las fuerzas del gobierno sirio, manejan un puesto de control conjunto en el barrio de Tayy, en Qamishli, Siria, el 27 de abril de 2021. – Delil Souleiman/AFP vía Getty Images

Fuente: Al-Monitor

Autor: Khaled al-Khateb

Fecha de publicación original: 04 de Mayo de 2021

ALEPPO, Siria – El barrio de Tayy, en la ciudad de Qamishli, en el campo de la provincia de Hasakah, en el noreste de Siria, está siendo testigo del retorno gradual de los servicios básicos. Se han realizado esfuerzos constantes para garantizar la protección de los residentes que han regresado a sus hogares, ya que el barrio está ahora bajo el control de la Administración Autónoma del Norte y el Este de Siria, afiliada a las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) dirigidas por los kurdos.

La Administración Autónoma tomó el control del barrio de Tayy después de que consiguiera expulsar a las Fuerzas de Defensa Nacional, afiliadas al gobierno sirio. Esto se produjo poco después de un acuerdo de tregua permanente que se alcanzó bajo la mediación rusa el 25 de abril. El acuerdo puso fin a los combates entre las fuerzas de seguridad interna de la Administración Autónoma, conocidas como Asayish, y las Fuerzas de Defensa Nacional, que estallaron en el barrio el 20 de abril, lo que obligó a los residentes a huir hacia barrios más seguros.

Como parte del acuerdo de tregua, la policía militar rusa, que patrocinó el acuerdo entre ambas partes, realizará patrullas conjuntas con las fuerzas de la Asayish dentro del barrio.

El 27 de abril, el subdirector del Centro de Reconciliación del Ministerio de Defensa ruso en la base de Jmeimem, Alexander Karpov, anunció el despliegue de patrullas rusas en la ciudad de Qamishli, con el objetivo de garantizar el fin de los enfrentamientos entre ambas partes. La agencia de noticias Russia Today citó a Karpov diciendo: “Después de los enfrentamientos entre los residentes árabes y kurdos, la policía militar rusa está patrullando los barrios de Qamishli, cubiertos por helicópteros rusos, con el fin de prevenir cualquier provocación”.

Y añadió: “Los esfuerzos del Centro de Reconciliación condujeron al cese de los enfrentamientos en Qamishli y a la estabilidad de la situación allí.”

Parece que el acuerdo que siguió a los enfrentamientos entre el gobierno sirio y la Administración Autónoma ha cambiado el mapa de control en Qamishli, aparentemente a favor de la Administración Autónoma que salió victoriosa de los enfrentamientos.

El 25 de abril, el sitio web Syrian North-Press, cercano a la Administración Autónoma, citó a una fuente negociadora que habló sobre los términos del acuerdo diciendo: “La Asayish permanecerá en los puntos que controlaba dentro del barrio de Tayy, mientras que las Fuerzas de Defensa Nacional leales al gobierno de Damasco se retirarán y se ubicarán lejos de las líneas de confrontación con la Asayish. La gente también volverá a sus casas con la policía militar rusa y la Asayish patrullando conjuntamente el barrio”.

Un funcionario de la Administración Autónoma en Qamishli dijo a Al-Monitor bajo condición de anonimato: “Los operativos de las Fuerzas de Defensa Nacional trataron de frustrar y han tratado de violar el acuerdo más de una vez apenas horas después de firmarlo. Nuestras fuerzas de la Asayish, sin embargo, consiguieron expulsarlos completamente del barrio y les obligaron a cumplir el acuerdo”.

Señaló: “Las Fuerzas de Defensa Nacional se han retirado completamente del barrio de Tayy, con la excepción de la escuela Abbas Allawi, que se ha convertido en un lugar de seguridad para el régimen sirio. Las fuerzas sirias también están desplegadas en las calles en las proximidades de la torre de agua del barrio”.

Señaló que “estos puntos constituyen una zona de seguridad para las instituciones de seguridad del gobierno sirio, que se extiende desde el lado sur de la ciudad de Qamishli, cerca de la rotonda del barrio de Tayy y el barrio de Zunoud. La presencia del régimen sirio en el barrio es simbólica [aunque] se extiende sobre una pequeña zona, mientras que todos los barrios de la ciudad están bajo el control de la Administración Autónoma y sus instituciones de servicio.”

La fuente añadió: “Según la nueva distribución del control, la Asayish pudo abrir completamente la carretera del sur tras la liberación del barrio de Tayy. La carretera del sur estaba cerrada debido al despliegue de los puestos de control de las Fuerzas de Defensa Nacional en ella. La Asayish también retiró las barreras y los bloques de cemento que habían sido colocados por las Fuerzas de Defensa Nacional a lo largo de la carretera del sur, que ahora está abierta para los residentes de la zona.”

El barrio de Tayy está situado en la parte sur de la ciudad de Qamishli y limita al sur con los barrios de al-Wusta y los asirios y al noreste con el barrio de Seryan.

El barrio de Masaken se encuentra al este de Tayy y está separado de éste por el río Jaghjagh. Los barrios de Corniche, Halko y al-Zuhour limitan con el barrio de Tayy hasta el cinturón sur de la ciudad.

Aunque la zona está bajo el control de las Fuerzas de Autodefensa, el barrio de Tayy había sido un destacado bastión de las Fuerzas de Defensa Nacional del régimen. También es el hogar de varios miembros de la tribu árabe de Tayy, que son leales al gobierno sirio. La tribu ha movilizado a muchos de sus miembros para que se unan a las filas de las Fuerzas de Defensa Nacional.

El funcionario de la Administración Autónoma dijo: “Después de retirarse del barrio de Tayy, las Fuerzas de Defensa Nacional se dirigieron hacia las aldeas que se extienden hacia el sur y el sureste del barrio, hasta la carretera internacional M4 y el puesto de control de Khirbet Amo en el campo sureste de Qamishli”.

Y añadió: “Las Fuerzas de Defensa Nacional y las fuerzas del régimen están desplegadas en su mayoría en estas zonas, pero sobre todo en el interior del aeropuerto de Qamishli y del 154º Regimiento. Estas dos bases militares están conectadas con el puesto de las Fuerzas de Defensa Nacional en el campo de Qamishli”.

Mohammad Baqai, un investigador del Centro de Investigación Contemporánea de la NMA que reside en el campo de Alepo, dijo a Al-Monitor: “Lo que sucedió en Qamishli fue que las Fuerzas de Defensa Nacional se retiraron del barrio de Tayy, manteniendo sólo puntos de seguridad simbólicos para el régimen dentro del barrio.”

Dijo: “Pero como hemos visto, las Fuerzas de Defensa Nacional siguen presentes en las afueras de Qamishli desde el lado sur en el aeropuerto y dentro de las aldeas donde los miembros de la tribu leal Tayy están presentes. Esto hace temer a la Administración Autónoma que las Fuerzas de Defensa Nacional intenten volver a la ciudad”.

Baqai concluyó: “La Administración Autónoma no confía en la parte rusa que ha patrocinado el acuerdo. Esto significa que Qamishli podría ser testigo del estallido de nuevos enfrentamientos en las próximas semanas, mientras el régimen sirio mantenga una importante presencia militar en el campo de Qamishli.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies