Canarias no es frontera sur

No al racismo institucional, sí a la libertad de tránsito y a la acogida humanitaria.

Desde Rojava Azadi Madrid queremos expresar todo nuestro apoyo a las personas migrantes que están sufriendo el racismo institucional de Europa, de España y del gobierno canario, y también a los colectivos y activistas de Canarias que apoyan y visibilizan esta situación.

La migración es un fenómeno humano, anterior al actual modo de producción capitalista amparado por los estados-nación. El norte global criminaliza y condena a las personas que deciden dejar su tierra, escapando de situaciones que en gran medida son producto del neocolonialismo extractivista consecuencia de las geopolíticas de los Estados hegemónicos. Durante mucho tiempo hemos visto cómo el Mediterráneo se convertía en un gigantesco cementerio marino, fruto del genocidio migratorio perpetrado por las políticas xenófobas y racistas de la Unión Europea. Éste no es el único mar que está siendo militarizado y convertido en una frontera, no solo física, sino también militar y política: el Atlántico, y en concreto la ruta hacia Canarias, se ha cobrado miles de muertes en las últimas décadas.

El actual contexto es más grave, ya que no solo se pretende invisibilizar esta situación, sino convertir de paso a Canarias en una macrocárcel de personas migrantes, mientras que el autodenominado gobierno progresista de PSOE y UP mira hacia otro lado. Esta situación supone una grave alarma humanitaria que está siendo silenciada desde hace casi un año. Vemos con horror cómo en los medios de comunicación del sistema se manejan retóricas perversas que hacen pensar en “oleadas” o “invasiones”, deshumanizando a las víctimas del norte planetario. Una doble moral que en el contexto de las Islas sabemos ha venido acompañada de una serie de medidas a favor del turismo, criminalizando a las personas que necesitan apoyo y reforzando el modelo monocultivista que se impone a la población canaria, aún a costa de la salud de las personas que viven en el archipiélago.

Las personas migrantes llegan a las Islas huyendo del hambre, de las catástrofes naturales (en cierta medida fruto también del capitalismo), de la represión política y de las guerras. Una realidad, insistimos, que es fruto de la historia de conquista y colonialismo, pero también del actual
neocolonialismo mercantil y explotador ejercido por las multinacionales y los Estados hegemónicos occidentales, que dilapidan las riquezas de los territorios más vulnerables del planeta para sostener el modo de producción capitalista. Estas personas llegan a Canarias después de un periplo de penalidades. Las Islas no pueden convertirse en una frontera, deben ser siempre un puente hacia Europa y un paso más para las gentes que con coraje arriesgan sus vidas en busca de un futuro mejor. Que fruto de ello sean hacinadas en campamentos de refugiados (que siguen las lógicas materiales de los antiguos campos de concentración nazis), en espera de una solución “política”, es indignante. Que, además, siendo muchas de ellas candidatas al asilo y se les niegue, o incluso sean deportadas, es una auténtica villanía, y que entre todo esto los menores de edad que arriban al archipiélago sufran también este tipo de violencias es un acto cruel frente al que no debemos cerrar los ojos. Este proceso de deshumanización llega a tal punto que se han producido actuaciones policiales violentas, y también de agentes de seguridad encargados de la “protección” de dichos centros, que prácticamente no han sido denunciadas en casi ningún otro punto del Estado.

Desde Rojava Azadi Madrid denunciamos estas políticas execrables y expresamos nuestro apoyo y solidaridad hacia las personas migrantes, deseando que se facilite de una vez su tránsito hacia Europa. También saludamos y nos solidarizamos con la iniciativa y solidaridad de los muchos grupos de apoyo que se han constituido en las Islas. Porque ninguna persona es ilegal, acabemos con las lógicas del racismo estructural e institucional, exigiendo un modelo de acogida que no recluya a las migrantes en las Islas, sino que se extienda a la península ibérica y de ahí al resto de Europa. Son éstas y otras medidas las que hacen efectivo el internacionalismo también en la tierra que habitamos, dando sentido al lema “la solidaridad es la ternura de los pueblos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies